La comarca de las Hurdes

La comarca de las Hurdes está situada en el extremo más al norte de la provincia de Cáceres. La componen un total de seis municipios: Pinofranqueado, Casar de Palomero, Casares de Hurdes, Caminomorisco, Nuñomoral y Ladrillar.  Su paisaje está compuesto principalmente por un laberinto de montañas, valles, bosques, ríos y saltos de agua.

La comarca de las Hurdes, es un lugar perfecto para todo aquel que adora los paisajes virginales. Es zona ZEPA (zona especial de protección de aves) y LIC (lugar de interés comunitario). En las Hurdes, la fauna es muy característica pero vamos a destaca las especies protegidas: la cigüeña negra, gato montés y nutrias.

La comarca de las Hurdes es conocida por cocinar el cabrito en todas sus formas: caldereta, brasa, incluso con polen. También por la ensalada de limones y naranjas a la que se pone un huevo frito encima y se adereza con chorizo. O postres como los flanes de castañas. Las Hurdes tiene un producto estrella, la miel. En las Hurdes no se instalan colmenas, pero es el mayor exportador de polen del mundo y, es por ello que la miel y el polen hurdanos tienen un gran reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Las Hurdes no es conocida por su patrimonio histórico o artístico. Pero sí por su patrimonio cultural y natural. Es por eso que en la comarca de las Hurdes podemos encontrar el Meandro del Melero, el más conocido en Extremadura. El Mirador del Gasco, donde podemos observar otros meandros que componen sus paisajes. Distintos centros de interpretación que ayudarán en el descubrimiento de esta tierra. “El Escorial de Las Hurdes”, el Convento de los Ángeles situado en Ovejuela con sus extensos muros de piedra rodeados de vegetación. O las casas de pizarra de las Hurdes, edificaciones típicas de la región.