Guadalupe

Guadalupe o la Puebla de Guadalupe, es un municipio de la provincia de Cáceres. Está situado en el interior de la mancomunidad de las Villuercas-Ibores Jara.

Dada su historia, Guadalupe es un destino principalmente religioso. Aunque, precisamente por su historia, cuenta con numerosos enclaves que visitar y quedar admirados. Cuando llegamos a Guadalupe, encontramos una gente acogedora, encantada de tener visita, serviciales con el viajero, y es que están maravillados de enseñar y compartir su patrimonio con todo el mundo.

Lo primero que llama nuestra atención, es el Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, que además de ser el monumento más significativo, también es Patrimonio de la Humanidad. Alfonso XI de Castilla, la construyó en 1340. Y ha sido, el Real Monasterio, testigo de acontecimientos históricos como la entrega de las carabelas a Cristóbal Colón por parte de los Reyes Católicos. Dentro del monasterio, encontrarás una colección impresionante de obras de Goya, el Greco, Zurbarán, Rafael Moneo, entre otros.

Fuera del Real Monasterio, por las callecitas de Guadalupe, podemos dar un paseo a través de la arquitectura serrana con sus balcones y soportales. Encontramos más rincones encantadores como la Plaza de Santa María de Guadalupe, el Colegio de los Infantes o el Conjunto de Hospitales. Algunos de ellos forman parte del actual Parador Nacional de Turismo. A lo largo de sus dos murallas, reparte cinco arcos medievales, muy atractivos arquitectónicamente hablando y la Iglesia de la Santa Trinidad, de estilo barroco.

Dentro de Guadalupe, tampoco podemos irnos sin visitar la Judería Antigua, la Fuente de los Tres Chorros, una fuente del siglo XV. Y, por supuesto, la calle Sevilla. En la calle Sevilla podremos adquirir productos artesanales y gastronómicos, propios de la zona de la comarca  como las cestas y encajes o la morcilla y las roscas de muérdago.