Montánchez-Tamuja

Montánchez-Tamuja, está situado en la provincia de Cáceres. Se encuentra en el extremo sur de la provincia, dando nombre a la Sierra de Montánchez. Además, se ubica, aproximadamente, en el centro del cuadrilátero que forman Cáceres, Mérida, trujillo y Don Benito. Montánchez- Tamuja forma parte del centro de Extremadura.

El conjunto monumental de Montánchez-Tamuja es de origen romano, presenta referencias que datan de 1095. Tras la conquista leonesa,  le conceden el título de villa con un término que abarcaba 14 municipios actuales, que forman la Tierra de Montánchez. El Castillo de Montánchez estuvo vinculado históricamente a la Orden de Santiago. Todo ello, ha contribuido a que en la población haya un importante conjunto monumental.

A los pies del Castillo de Montánchez, encontramos empinadas callejuelas muy atractivas, como el barrio del Canchalejo. El Ayuntamiento y varias casas de la Plaza Mayor, aún conservan los escudos nobiliarios. También es notable la iglesia de San Mateo, debido a su torre, el retablo mayor y la sillería del coro.

Montánchez-Tamuja, es una referencia del jamón ibérico de bellota. Un producto de calidad inmejorable, proviene de los cerdos ibéricos criados y engordados en la Sierra. Hoy, es posible conocer y saborear esa tradición en: restaurantes, secaderos, tiendas especializadas y visitando bodegas, relacionadas con él.

También es interesante un agradable paseo por las afueras. Los exteriores son un paseo imprescindible para culminar la visita al pueblo. Podemos encontrar unas vistas increíbles mientras el sol se esconde detrás del castillo y dibuja la silueta de la fortificación.

En Arroyomolinos es conocida la Ruta de los Molinos. Un sendero circular, donde encontramos numerosos molinos harineros antiguos.  Allí, conocemos una de las encinas declaradas Árbol Singular en la zona, en Torre de Santa María. Y, para observar aves esteparias desde la propia carretera, tenemos el embalse de Sierra Brava.